Inicio > Cambio de las rotulas de la direccion

Cambio de las rotulas de la direccion

Introducción

En caso de que la dirección del coche sea poco precisa o los neumáticos
delanteros se desgasten por los bordes, la mayoría de las veces es por culpa de
la rótula que puede estar desgastada.

Las rótulas son unos componentes vitales del sistema de dirección, pero con
frecuencia no se revisan hasta que la dirección está peligrosamente desgastada y
no se pasa la ITV o notamos el desajuste que sufre la dirección.

Identificación de la rótula

La rótula de la dirección transmite el movimiento desde la cremallera o la
caja de dirección hasta el cubo delantero. Básicamente consta de una bola y un
asiento diseñado de forma que permite que el cubo de la rueda se mueva arriba y
abajo y a ambos lados, independientemente del resto del conjunto de la
dirección. Existen dos tipos de rótulas diferentes: ajustables y fijas.

Tipos de rótulas

  • Ajustables: son las más comunes y constan de un cuerpo independiente
    que se atornilla en el extremo de la bieleta o varillaje de la dirección. En un
    sistema de piñon y cremallera, existen dos rótulas, una a cada extremo de las
    bieletas. Si se monta una caja de dirección, habrá cuatro o seis rótulas, según
    el sistema empleado en cada modelo. La muestra de las posiciones más comunes de
    las rótulas, aunque es posible que el sistema de dirección del vehículo que
    tratemos sea algo diferente. La rótula se fija en su posición mediante una
    contratuerca o una abrazadera, según el diseño.
  • De dirección fija: es menos común que la ajustable y, en la mayoría
    de los casos, normalmente solo se monta en un lado del automóvil. El otro lado
    tendrá una rótula normal ajustable. La rótula fija consiste, en efecto, en una
    rótula y una bieleta en una sola unidad. En un extremo de la rueda existe una
    rótula normal, mientras que en el otro hay un casquillo de goma. Por el centro
    del casquillo de goma pasa un tornillo que fija el conjunto de la bieleta a la
    cremallera de la dirección. En algunos vehículos, el tornillo está asegurado con
    una arandela de freno plana, que debe sustituirse cada vez que se extrae el
    tornillo. Algunas rótulas disponen de un engrasador.

 

Aflojar el espárrago cónico

Primero, hay que levantar el vehículo lo máximo posible y mantenerlo
suspendido mediante caballetes.

Cómo se hace

Todas las rótulas están unidas al extremo del cubo de la rueda mediante un
espárrago cónico. Éste está diseñado de forma que cuando se aprieta la tuerca de
la parte superior de la rótula, el espárrago se va introduciendo en el orificio
cónico del brazo de la dirección. Esto hace que el espárrago quede bloqueado en
el brazo de la dirección de forma que incluso en el caso en que se afloje la
tuerca, la sección cónica impedirá que la rótula se salga. La zona cónica
proporciona un montaje muy seguro en el brazo de la dirección, en especial si no
se ha desmontado nunca la rótula.

Soltando la rótula

Para soltar la rótula, hay que empezar por aflojar la tuerca de su parte
superior. Esta puede ser del tipo autoblocante o almenada con un pasador. Si el
vehículo tiene la tuerca almenada, hay que aplicar un buen chorro de aceite
penetrante; luego emplear unos alicates para enderezar los extremos del pasador
y extraerlo. Si no se logra mover, habrá que cortarle la cabeza con una sierra
para metales y golpear con un punzón y un martillo hasta conseguir que se
desplace. Hay que acordarse de hacerse con un pasador nuevo, a no ser que se
cambie la rótula ya que por lo general las rótulas nuevas vienen con una tuerca
autoblocante. Aflojamos la tuerca de la rótula, pero no la sacamos del todo.

Romper el espárrago cónico

Ahora hay que romper el espárrago cónico. Es posible que se suelte la rótula
usando dos martillos, uno en cada extremo, pero corremos el riesgo de partir el
brazo de la dirección o algún componente de la cremallera o de la caja de la
dirección; por consiguiente, es mejor utilizar la herramienta adecuada. Cuando
tengamos la rótula fuera continuaremos desmontando el otro extremo de la bieleta
de dirección.

Extractores de rótulas y su funcionamiento

Hay multitud de extractores de rótulas que nos pueden ayudar a llevar a cabo
esta reparación. Los más baratos consisten en dos cuñas en forma de “U” que se
colocan opuestamente entre el brazo de la dirección y la rótula por ambos lados.
A medida que se introducen glpeando con un martillo se desplazan una sobre la
otra, empujando la rótula hacia afuera. Estos golpes ayudan también a que se
suelte el espárrago cónico. Asimismo se puede utilizar una sola cuña, pero son
más voluminosas y es necesario aplicar mayor fuerza para soltar la rótula. El
inconveniente de emplear este tipo de extractor es que tienden a destruir el
guardapolvos de goma. Si se tiene que cambiar la rótula, este inconveniente no
representa ningún problema, puesto que el recambio lo incluye, pero si se tiene
que soltar la rótula para desmontar el cubo, por ejemplo, entonces es mejor usar
un extractor de tornillo. Este puede ser de dos tipos:

  • De caja
  • De doble brazo

Los dos tienen una horquilla que se introduce a presión entre la rótula y el
brazo de la dirección. El tornillo se apoya sobre la tuerca de la rótula y de
esta forma extrae la misma. Si accidentalmente se daña la goma del guardapolvos
y no se puede conseguir otro nuevo será necesario intentar reparar el viejo con
adhesivo de goma plástico. Aun así hay que tener en cuenta que es una medida
provisional que se ha de sustituir lo antes posible.

 

Desmontaje de rótulas

Desmontaje de rótulas ajustables

Para soltar la rótula de la bieleta, primero debemos liberar el dispositivo
de bloqueo. Éste puede consistir en una contratuerca situada en el extreom, o
dos abrazaderas que fijan un tubo roscado en la rótula.

Primero, alicamos una buena dosis de aceite penetrante a la contratuerca o
abrazadera. En una rótula con contratuerca, empleamos dos llaves para aflojar
esta última, una colocada en la tuerca y la otra sobre la misma rótula. Si la
rótula no tuviera dos rebajes planos para colocar la llave, empleamos unos
alicates de presa automática. Si hubiera una abrazadera, lo único que debemos
hacer es soltar el tornillo de ésta.

En algunos vehículos que disponen de caja de dirección en lugar de
cremallera, las rótulas del lado izquierdo del vehículo pueden tener rosca a
izquierdas. Estas se aflojan en sentido contrario. Aflojamos cuidadosamente la
contratuerca o los tornillos de las abrazaderas, pero aún no moveremos la
rótula. Ahora, marcamos la posición de la rótula con relación a la bieleta con
pintura. Esto nos facilitará la colocación de la rótula nueva en el mismo punto
en que estaba la vieja y evitará que la alineación de la dirección varíe.

Cuando tengamos aflojadas las abrazaderas o la contratuerca, usamos unos
alicates de prensa automática para sostener la bieleta mientras desenroscamos la
rótula. A medida que la vayamos extrayendo, contaremos las vueltas que da; esto
facilitará la alineación de la rótula. Si la contratuerca estuviese roscada a
izquierdas, la rótula debe girarse en el sentido de las agujas del reloj. Si el
vehículo monta una rótula de este tipo, cuando se adquiera un recambio habrá que
comprobar que también rosque a izquierdas.

 

Desmontaje de una rótula fija

Una vez soltemos el espárrago cónico, podemos continuar para dejar libre el
extremo de la bieleta que conecta con la cremallera de la dirección.

En primer lugar, desdoblamos la lengüeta de la arandela de freno. Con una
llave fija o de cazoleta, aflojamos el tornillo que fija el extremo de la
bieleta a la cremallera de la dirección.

En el punto donde se conecta el casquillo de goma interior en el guardapolvos
de la cremallera de la dirección, estaremos preparados para tapar el orificio en
el momento en que extraigamos la bieleta, pues de lo contrario salrá el aceite
de la dirección. Cuando hayamos extraído el tornillo, desconectaremos todo el
conjunto de la cremallera, procurando no dañar el guardapolvos.


Quizás podamos sustituir la bieleta de una pieza por otra de dos. Para
ello será necesario adquirir la pieza interior y exterior de la bieleta nuevas
(semejantes a las montadas en el otro lado del vehículo) y comprar de segunda
mano un extensible roscado y las tuercas. Montamos las piezas y luego medimos la
bieleta vieja fija y ajustamos la nueva a la longitud correcta. Ahora ya se
puede montar en la cremallera de la dirección.

Montaje de la rótula

Para el montaje de la rótula procederemos en orden inverso al desmontaje.
Colcamos la rótula y comprobamos que su extremo queda alineado con una marca de
pintura que hicimos antes.

De tipo fijo

En las rótulas de tipo fijo colocamos la bieleta en la cremallera y montamos
una arandela de freno nueva. Seguidamente introduciremos el tornillo y lo
fijaremos apretándolo a mano. No apretaremos todavía las tuercas; primero
montamos el espárrago cónico en el cubo.

Desenroscamos la tuerca nueva del espárrago cónico y giramos el cubo, de
forma que el espárrago cónico pueda introducirse en el orificio del brazo de la
dirección. Colocamos de nuevo el brazo en la junta y apretamos la tuerca. Esta
operación debe hacerse a un par de apriete determinado, que varía según el
modelo. Si el manual no proporciona este dato, hay que preguntar en el
concesionario.

Cuando montamos de nuevo el espárrago cónico de una rótula en el brazo de la
dirección, puede que en el intento por apretar la tuerca autoblocante la rótula
empiece a girar.

Para forzar que la sección cónica del espárrago se introduzca más en su
orificio, se puede utilizar un gato.

Si usamos un gato lo colocaremos directamente bajo la rótula y presionaremos
para introducir el espárrago cónico, hasta que la rótula quede bien fija en el
brazo de dirección.

Si cuando intentamos apretar la tuerca, la rótula empieza a girar, será
necesario introducirla más en el brazo de dirección.

Cuando hayamos fijado la rótula, apretaremos la contratuerca interior, las
abrazaderas o los tornillos y luego doblamos las lenguetas de las arandelas de
freno.

Incluso en el caso de que la rótula haya quedado en su posición original,
puede haberse variado la alineación de la dirección. Para mayor seguridad
haremos que nos verifiquen la alineación lo antes posible, pues si esta fuera
incorrecta, se desgastaría rápidamente un lado de la banda de rodadura de los
neumáticos.

  • Héctor

    Por favor solicito me informen que significa lo que me ponen en el informe de la VTV: caja de dirección:fijación caja de dirección inadecuada.

    • Admin TP

      Buenas Héctor,

      Esto puede referirse a que o bien la fijación está deteriorada o a que está floja la sujeción de la caja de dirección. Esto puede provocar holguras en el volante, es decir, que tiene más recorrido libre de lo que debería. No es demasiado peligroso peri sí sería conveniente revisar las fijaciones para solucionar el problema.