problemas tener podremosPlay bingo onlineinstalación
Inicio > Como tintar las lunas

Como tintar las lunas

Tintado de las lunas

Las lunas
de un vehículo son la parte más importante ya que nos transmite toda la
información del exterior. Si la visibilidad no es buena puede traernos
problemas y poner en riesgo nuestra conducción.

El tintado a tratar en éste artículo es el tintado de lunas con
láminas. Este tipo de láminas, además de dar al coche un aspecto algo
más deportivo, tienen muchas ventajas añadidas.

Una de las propiedades más interesantes de estas láminas, es la
protección del interior del coche frente a los rayos ultravioleta, con
lo que se disminuye el deterioro del interior del vehículo. Si la
luneta trasera ha sido tintada, por la noche será mas difícil que un
coche situado detrás de nosotros pueda deslumbrarnos.

Además de que el interior de nuestro vehículo se convertirá en
un lugar más privado al disminuir la visibilidad de fuera hacia adentro
(que no viceversa).

Homologación

Hay que tener especial precaución en comprar un modelo de láminas
que cuente con el certificado de homologación, pues de lo contrario
podremos tener problemas en la ITV.

La homologación de las láminas solares garantiza su calidad,
una visión perfecta, y también que no afecta negativamente a la
seguridad de los cristales del coche.

Instalación de las láminas

La instalación de éstas láminas es algo laboriosa y si se puede lo mejor sería hacerlo entre dos personas. Seguiremos los pasos:

  1. Se ha de dejar el cristar bién limpio por la parte exterior y
    por la parte interior, ésto se debe a que por la parte exterior se ven
    mejor todos los defectos, burbujas, etc. que puedan quedar entre la
    lámina y el cristal. Para ello es recomendable utilizar un
    limpiacristales y un trapo.
  2. Con un cutter se recorta en la lámina el perfil del cristal
    dejando un sobrante de alrededor de 1 cm. Esto se utilizará como margen
    de error.
  3. Una vez limpio se ha de repasar con un papel de cocina para
    no dejar ningún residuo, se utiliza papel de cocina porque no deja
    pelusa en el cristal.
  4. Ya está el cristal preparado, ahora se ha de impregnar con
    una solución de agua con un poquito de jabón, y si el fabricante de
    nuestra lámina lo indica también se deberá impregnar la lámina.
  5. Con el cristal impregnado en la mezcla de agua y jabón se
    procederá a superponer la lámina (este trabajo es más fácil si se
    realiza entre dos personas), y se empezará a pegar la lámina al cristal
    del centro hacia afuera.
  6. Una vez colocada toda la lámina se ha de humedecer por la
    parte posterior también y con la ayuda de una espátula de plástico (sin
    esquinas si es posible) se procedera al repaso de la lámina, en caso de
    que haya burbujas se han de eliminar todas, y seguidamente hay que
    seguir pasando la espátula hasta que no quede líquido bajo la lámina.
    También se puede utilizar un trapo para esta última parte.
  7. Una vez que la lámina ya no tenga líquido, con el mismo
    cutter que se ha recortado antes se procederá a la eliminación del
    sobrante de los bordes. A continuacion despues de hacer los remates o
    si es posible justo antes de hacer los remates, es recomendable darle
    un poco de calor al junto con una espatula de felpa, el calor se le
    hecha con una pistola de calor que es especial para el tratado de ese
    tipo de materiales tales como ese o el vinil.
  8. Cuando ya esté seca completamente habrá quedado perfectamente fijada y el resultado saltará a la vista.